Mi Atlantida Film Fest: Violet

Llevo un tiempo planteándome el uso de los 4:3, el formato cuadrado, en los tiempos del IMAX, el panorámico y las primeras televisiones curvas. Entre Ida y Güeros, parece decirme que es el formato de la gente humilde, los pobres, pero también los traumas, las heridas abiertas. Violet tiene un poco de todo esto. Los adolescentes como una tribu urbana en sí misma incomprendida por los adultos, al margen de ellos, pero también a medio camino. Se necesitan los unos a los otros, mas nunca se lo dirían abiertamente. También está el trauma, la muerte violenta y desgraciada, sin aparente motivo ni móvil. Un trauma que se recrudece a la vista de todos esos espacios vacíos. Mejor dicho, vaciados. Lo cierto es que el trauma lo acarrea uno dentro de sí mismo, por eso parece que los 4:3 encierran y atosigan al protagonista, sin espacio para respirar. Los demás lo contemplan, hacen vida normal, superan la muerte, pero él no puede. Es incapaz de ir más allá de lo que ha visto. Y de lo que ven los demás en él. Al cobarde, al que comparte la culpa, al que no hizo nada cuando podría haber hecho algo. Pero lo cierto es que está solo, como todos lo estamos al final del día, aunque nos rodeemos de gente. El estatismo, la lentitud, esconden la destrucción de nuestro mundo, los problemas que nos rodean y se tratan de forma subterránea. La solución quizá venga con el tiempo. O quizá La Nada nos acabe absorbiendo a todos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s