’14: Gone Girl

(2014, David Fincher)

Quizá el cine no es más que una sucesión de escenas para acabar en un clímax final, quizá un guión solo tiene que tener un puñado de momentos verdaderamente buenos para que se nos antoje buenos. De ser así ambas hipotesis, aquí vemos una certificación de estos hechos. Una construcción del relato medida para llevar a dos giros de guión en los que se cimienta todo un thriller, dos momentos gloriosos por el silencio que supone su marcha tras la llegada del tsunami a la costa. Tal trabajo, por supuesto, supone polarizar la visión del narrador y limar toda sutileza y ambiguedad que alguna vez existió en la obra de referencia para entrar a saco y crear una villana ejemplar, sin escrupulos, con un objetivo más marcado y relevante que el del protagonista. Solo así, tirando por la borda toda discusión sobre moralidad o la situación del género en la sociedad, se consigue un relato fascinante de psicopatas en nuestro entorno familiar, que anhelan aquello que les ha sido impuesto desde fuera, sin plantearse ni un apice los medios para llegar a tal fin.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s