’14: Under the Skin

(2013, Jonathan Glazer)

Buscame en el otro, pues mi piel no es mi piel, sino solo una visión que los demás tienen de mi. Solo en el otro podemos encontrarnos, vernos reflejados. La visión que tenemos de nosotros mismos es limitada, corta e inconclusa. No podemos vernos en un total, así que nos formamos a partir de trozos que descubrimos en la mirada del otro. Pero un espejo también sirve para descubrirse, para preguntarse quiénes somos. Esa pregunta, quizá, nos hará más humildes y más empaticos con el resto de la gente. Podríamos observarlos más allá de lo que son a simple vista, por debajo de la superficialidad vacua. Es este, sin embargo, un viaje largo y complicado. No muchos lo entenderán y el odio surgirá, primero como una chispa, después como una gran llama. Al final, el quién somos nosotros como especie, como seres humanos, solo puede ser encontrado en una vida extraterrestre. Porque así de lejos tiene que venir la otredad para que podamos comprender cómo funcionamos. El extrañamiento, cuanto más lejano, más extraño.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s