’14: Her

(2013, Spike Jonze)

La soledad se acrecienta a medida que mediamos con la tecnología para comunicarnos. Hablamos con todo el mundo y con nadie. Y de esto trata realmente Her. No tanto de la busqueda del amor o de cómo se crea y se mantiene un relación. Sino de la soledad post-ruptura. Del traumatismo emocional que sentimos al descubrir que la única cosa que realmente daba sentido a la vida acaba de irse por la puerta. Entonces se busca refugio dónde se pueda. Por eso a nadie extraña que el protagonista comience a salir con un Sistema Operativo. Porque es visto y tratado como un enfermo al que se le debe dejar hacer, intentando ayudar y reparar poco a poco los pedazos que quedan de su alma. Este es el envoltorio humano que esconde un duro relato de ciencia ficción. Una inteligencia que nos transciende y se eleva por encima de nosotros, sin que podamos hacer nada más que contemplarlo. Es como el sol. No lo entendemos, solo lo admiramos. Se encuentra así el verdadero poder de redención, los puntos de sutura: saber dejar ir al otro. Que se expanda más allá de nosotros. Comprender que cada uno es un mundo en sí mismo y que ese mundo comienza y no termina en nosotros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s